REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. El atraso escolar incrementó por la pandemia de Covid-19 y el rezago ha sido gradual al paso de los meses. Entre los aprendizajes más afectados está lectura, al registrar que alumnos empeoraron hasta un 23 por ciento de un ciclo escolar al otro, mientras que 8 por ciento de los que no volvieron a la escuela, no recuerda cómo pronunciar números de dos dígitos, según una investigación de Mexicanos Primero.

Este miércoles, la organización civil presentó en la conferencia de prensa «Regresemos para Aprender» una actualización de datos del estudio «Equidad y Regreso» en el que se evidencian retrocesos para los estudiantes que no han querido o podido retornar a las aulas.

Katia Carranza, investigadora en Mexicanos Primero resaltó que actualmente ésta es la única medición de aprendizaje disponible en el País y debido a su relevancia, organismos como la Unesco, Unicef y el Banco de México han integrado estos datos en sus reportes.

Recordó que la investigación contempla a 2 mil niños y adolescentes de 10 a 15 años a los que se les aplicó, en campo o de forma directa, la prueba internacional de Medición Independiente de Aprendizajes.

En dicho estudio se compararon los resultados obtenidos entre abril y mayo, cuando los educandos cursaban el ciclo escolar 2020-2021, contra los que se reportaron en diciembre pasado, ya con el ciclo escolar 2021-2022. Se midieron los aprendizajes fundamentales de lectura y matemáticas.

Para el caso de la primera, se mostró que los alumnos que mantienen el modelo de estudio a distancia no sólo no están aprendiendo, sino también están perdiendo conocimientos, puesto que mientras en el primer ciclo escolar un 8.3 por ciento logró comprender un texto de cuarto grado de primaria, en diciembre ya no pudieron hacerlo.

En tanto, la pérdida de aprendizaje es peor en aquellos que ya no volvieron a la escuela debido a que en abril, el 64 por ciento pudo comprender un texto de tercer grado de primaria y en diciembre sólo lo hizo el 41 por ciento, es decir, disminuyó en un 23 por ciento.

En matemáticas, informó que los resultados muestran que los que están en modelo híbrido empeoraron en 8.3 por ciento al responder de manera incorrecta un problema de cuarto grado, cuando en el ciclo anterior lo hicieron bien.

En cuanto a los estudiantes que continúan sus clases a distancia, la pérdida de aprendizaje fue de 6.2 por ciento, y de quienes no regresaron a la escuela, el 8 por ciento no pudo ya nombrar un número.

«Casi 1 de cada 10 estudiantes de 10 a 15 años no puede nombrar un número de dos dígitos», resaltó Carranza.

En contraste, resaltó que los niños y adolescentes que optaron por las clases presenciales, inclusive con un solo día a la semana, mostraron mejoras.

El estudio refiere que quienes asistieron un día a la semana mejoraron en 18.5 por ciento la comprensión de un texto de tercero de primaria. En abril lo pudo hacer el 53.7 por ciento y en diciembre, después de volver unos meses a la escuela, el 72.2 por ciento.

En matemáticas, los alumnos que asistieron a la escuela de manera sistemática mejoraron en 10.7 por ciento al resolver una división. En abril, lo logró el 16.7 por ciento y en diciembre, el 27.4 por ciento.

Señaló que cerca del 51 por ciento asiste a la escuela de manera sistemática con días establecidos. Indicó que los métodos de asistencia han sido dispares en las entidades e incluso en escuelas.

No obstante, el 35 por ciento sigue tomando clases por vía remota, es decir, con el Programa Aprende en Casa o con guías y actividades que envían sus maestros por WhatsApp, classroom o correo electrónico, pero sin oportunidades de explicación de contenidos, resolución de dudas o retroalimentación. Y 7.5 por ciento cursa el ciclo escolar de forma híbrida.

«Recordemos que esta semana siete estados decidieron aplazar nuevamente el regreso a clases por el aumento de contagios de Covid-19 y regresar por completo al sistema a distancia. Dado lo anterior, se espera que puedan perder más aprendizajes de los ya acumulados en estos dos años por la pandemia», expuso.

Lamentó que durante este ciclo escolar 6 de cada 100 de los niños y adolescentes que encuestaron abandonó la escuela, de los que el 52.6 por ciento son hombres y el 47.4 por ciento, mujeres.

En ambos casos las razones principales para no regresar a la escuela fueron la falta de equipo o material para estudiar a distancia y porque ya no querían estudiar ni a distancia ni de manera presencial (23.2 por ciento en cada caso).

Sin embargo, 14 de cada 100 lo hizo para trabajar y 13 de cada 100 porque no le gustaban las clases a distancia.

«Estas cifras son preocupantes porque no se observa una estrategia de reconexión con estos niños, niñas y adolescentes, y mucho menos para brindarles opciones para regresar a estudiar. Además, también muestra que la estrategia nacional de Aprende en Casa no contempló los contextos de las escuelas ni de las familias, quienes al no tener las condiciones materiales para que sus hijos continuaran estudiando, tuvieron que dejar la escuela», denostó.

Laura Ramírez, directora de Activación de Agentes de la organización indicó que aunque es entendible que los estados hayan determinado suspender las clases presenciales por el incremento de contagios o por cambios en la temperatura, esto es aceptable sólo como medida preventiva, pues indicó que estos datos evidencian la necesidad de retornar a la presencialidad.

Finalmente, David Calderón, presidente ejecutivo de Mexicanos Primero, insistió en el reproche de que el Gobierno federal no ofrezca datos precisos de abandono. Para garantizar el regreso, propuso un modelo que llamó 5x5x5: cinco días de clases a la semana, cinco horas al día, con cinco condiciones imprescindibles.

Las condiciones para garantizar la seguridad son: agua (y jabón y sanitizantes); aire (ventilación, distancia y cubrebocas); apoyo socioemocional (atención, juego, convivencia); refuerzo en los aprendizajes fundamentales; y participación (escuchar a la comunidad, soluciones solidarias y sustentables, exigencia constante a la autoridad).

 

Iris Mabel Velazquez Oronzor
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.