MÁS CON MENOS

Felices, felices, felices hasta que la auditoría federal publicó sus informes. Llegaron los borrasonrisas y varios salieron bailando. La lista de las auditorías federales de 2019 empezó por la mismísima Cuarta Transformación, pues al gobierno del presidente López Obrador le sacaron irregularidades por unos 12 mil millones de pesos, nomás. Ni tan puros ni tan santos.

Amén de las megaobras del jefe de la 4T, entre los más observados estuvieron los programas sociales del gobierno de México, en Zacatecas a cargo de la súper delegada Verónica Díaz. Después del escándalo por los 33 gandallas e influyentes en la vacunación anticovid, qué quemones para la Secretaría de Bienestar. Todo por servir se acaba.

Casos como el supuesto Censo de Bienestar (que en Zacatecas todavía se desconoce), sospechosas nóminas de los Servidores de la Nación (quienes también aquí se andan quejando) y jóvenes que construyen el futuro (pero de la cuenta de no se sabe quién), evidencian que no basta con decir que se le hace fuchi a la corrupción.

 

TODOS QUIEREN

Para nadie fue sorpresa el anuncio de los panistas acoplados en la campaña diaria de adhesiones al proyecto de David Monreal, con una Morena que ya trae de chile, mole y pozole. Entre las personalidades albiazules que dieron el chapulinazo estuvieron Mario Cervantes y, como por séptima vez, el alcalde de Río Grande, Julio César Ramírez.

A Cervantes González se le puede recordar por peliculones como el protagonizó tras las grabaciones filtradas de sus negociaciones con el priísta Pancho Escobedo, por allá de 2015. Sí, con el ex gobernador Miguel Alonso, y sí, para la votación de uno de los empréstitos que ahora ahogan al estado. Nada que presumir.

Del presi riograndense, hace pocos meses recordaba los buenos tiempos y los muchos recursos que había con Peña Nieto, mientras se santiguaba contra la Cuarta Transformación. Ahora, El Campe se dice bautizado y hasta comulgado, con tal de que le toque algo. En el camino se junta de todo.

 

APOYO DEL SOL

Hoy está en Zacatecas el mayor amarillo, Jesús Zambrano, para respaldar a la candidata de Va por Zacatecas, Claudia Anaya. Con el líder del PRD, la senadora completa la triada de espaldarazos desde las dirigencias nacionales que integran la coalición, lo que a muchos tiene guindas de envidia. Al menos les queda la institucionalidad.

Bien se sabe que la tricolor tiene excelente relación con el comité del PRI que encabeza Alejandro Moreno, quien le reconoció el trabajo para los concesos de la alianza en el estado. Y no hace pocos días, también se presumió la formalización del apoyo del presidente del PAN, Marko Cortés. Van juntos.

Mientras tanto, Anaya Mota sigue su gira en los municipios, en la estrategia que repitió: viene desde las bases. Este fin de semana tocó el turno a Guadalupe, donde el pleito por la curul local tiene tensos a los priístas. En las fotos andaba el secretario de Desarrollo Social, Roberto Luévano, (luego por qué en el Congreso piden su destitución).

 

A FAVOR

Fluyen las encuestas. La más reciente fue de Demoscopía Digital, que compartió las preferencias electorales durante febrero para la elección de la Joya de la Discordia: la capital del estado. Con el secretario de Finanzas, Jorge Miranda, los de Juntos Hacemos Historia se llevaron 40.8 por ciento a su favor.

La alianza de Morena, PT, PVEM y el Panal tiene asegurados, por ahora, 36.1 puntos de simpatías, ahora ya nada más le queda definir para quién. Lejos se queda Va por Zacatecas, que alcanzó 24.2 por ciento y que con Alejandro Enríquez Suárez del Real al frente baja a 23.6. Con esa ayuda…

 


Los comentarios están cerrados.