POR LA CORONA

Pues que no se va a dejar. Ante los trascendidos de que en la capital del estado todo está planchado para el secretario Jorge Miranda, el alcalde Ulises Mejía salió a decir que “esta joya es mía”, por derecho de antigüedad.

Mejía Haro calificó de incongruente que Morena ceda el municipio de Zacatecas al PVEM y cuestionó que, como ex dirigente de los verdes, Carlos Puente rechazara el triunfo del presidente López Obrador. Mientras y sin preocupación, los tucanes cantan “ya olvidé, ya olvidé”.

Contra impedimentos por sentencias y la guerrilla interna en el ayuntamiento, el primer edil trae como carta fuerte las encuestas que le aplauden y que, asegura, él ya estaba del lado correcto de la historia desde hace rato. La esperanza serían las encuestas, con un amargo antecedente de por medio.

 

DE NORTE A SUR

Para Claudia Anaya, la próxima campaña no se va a hacer solita en redes y por ello no le baja el ritmo a sus recorridos en el estado. Esta ocasión tocó a Río Grande y por allá se dejó ver bien acompañada, nada más y nada menos que por el presidente del PRD, Raymundo Carrillo; el diputado Juan Mendoza; el suspirante Manuel Gallardo y hasta el director del IZEA, Carlos Peña, en pleno día laboral.

La cargada de Va por Zacatecas en aquel municipio cuentan que ya está más que activa para conservarlo a su favor, luego de que el alcalde Julio El Campe Ramírez se les volteara y, de ser antipejista de hueso azulado, le diera todas las ganas de quedarse a Morena. Ya hasta declaró a lo que dice suyo como el “Republicano Ayuntamiento” de Río Grande. Habrán cancelado la feria, pero no el carnaval que se trae Ramírez López.

 

CON EXPERIENCIA

Luego de que le pillaran fuerte los oídos, Roberto Luévano salió a aclarar que no es coordinador de campaña de Claudia Anaya… todavía, en primer lugar, porque la tricolor no lo ha invitado. Las “sospechas” que exhibieran en el Congreso Héctor Menchaca, del Panal; Jesús Padilla, de Morena, y Gaby Pinedo, del PT, tienen sin cuidado al titular de la Sedesol, sobre todo, dicen en los pasillos de la dependencia, al ver a sus vecinos de Bienestar, con Verónica Díaz.

Cerca de lo mero bueno del proceso electoral, varios productores se unieron a los señalamientos y comentan que las mañas salen a flote, que porque los apoyos de la Secampo también ya están según listas y solo a favor del PRI. Agricultores de la zona norte del estado advierten que el que sí ya anda con todo es el secretario Gustavo Uribe, precisamente ex líder tricolor. Que caigan las denuncias.

 

POR SU LADO

Lejos de la curul, Alma Dávila insiste en que le hagan la buena y que Tacoaleche sea declarado el municipio 59. Entre los nidos de víboras cuentan que la diputada de Morena está muy interesada en que le tomen su proyecto para ser la primera presidenta de la hermana comunidad.

Con los miles de apuntados en las listas guindas y el grupo con el que llegó mermado tras la tragedia de las encuestas, a Dávila Luévano poco se le ve para la próxima Legislatura. Así, lo que queda es ser “aspirante a mejores proyectos”, según dijo.

Tan adelantada estaría en su pretensión, que aseguró que el mismísimo alcalde de Guadalupe, Julio César Chávez, está de acuerdo en la separación de la localidad. Es decir: la legisladora azuzó con que para qué se quedan, si ni los quieren. Nada más que el primero en guardarse los comentarios sobre sus supuestos dichos fue Chávez Padilla. Se vale soñar.


Los comentarios están cerrados.