REFORMA
REFORMA

El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, dijo que el proyecto del Presidente Andrés Manuel López Obrador de darle oxígeno a la empresa no sólo beneficia los 90 mil trabajadores electricistas, sino también la “rescata de la soberbia reforma energética” aprobada en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Durante la visita del López Obrador a la Termoeléctrica “José López Portillo” en el Municipio de Nava, indicó que al reactivarse la compra de carbón comenzarán a operar las “ociosas plantas” generadoras de energía, que se vieron rebasadas por particulares nacionales y extranjeros.

“Con una visión diferente y sin dificultades, teniendo en cuenta los intereses de la región apegados a la reglamentación, el despacho permitirá poner en operación por lo pronto a cuatro unidades (de ocho que tienen las dos carboeléctricas) garantizando la compra de dos millones de toneladas por ahora y hasta diciembre de 2021”, expuso.

“El triunfo de la Cuarta Transformación en la Presidencia de la República significa un triunfo democrático sobre estas medidas perminiciosas (de particulares) que buscan instalar en nuestro país su sistema de exacción intolerable y desde luego el triunfo de la Cuarta Transformación significa una esperanza para un México justo y soberano”.

Añadió que las compras de carbón serán de manera permanente para garantizar el despacho de energía eléctrica a la vez que se consolidarán los pequeños mineros y su economía.

“La justicia, señor Presidente, para los pequeños productores será sin duda la grandeza de la región, este grave perjuicio social que ordenó usted corregir es uno de los tantos efectos negativos para la CFE y para el País de la reforma energética”, reiteró.

En agradecimiento dijo que en la Termoeléctrica se llevan a cabo cero prácticas de corrupción y coyotaje y que la CFE compra carbón a pequeños productores y no a una pequeña élite que se veía beneficiada con los contratos.

“El rescate de la CFE asegura un empleo digno para aquellos que dieron su vida a esta empresa, todo esto, señor Presidente, depende de la fortaleza de la CFE”, mencionó Bartlett.

 

Pide Riquelme a AMLO apoyo con infraestructura

En tanto, el Gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, pidió al Presidente Andrés Manuel López Obrador apoyo para infraestructura carretera en el Estado para conectar al Pacífico con Estados Unidos.

“Es necesario recalcar, señor Presidente, que necesitamos de su apoyo al fin de ampliar nuestra infraestructura urbana y carretera para seguir facilitando la conectividad y transportación de todos los productos propios, como los que vienen desde Mazatlán y atraviesan nuestro Estado, de esta forma nos hemos empeñado en consolidar una conexión moderna y eficiente hacia la rutas comerciales con los Estados Unidos y Canadá”, dijo el Mandatario estatal.

Durante la visita del Presidente, Riquelme afirmó que Coahuila requiere aprovechar al máximo su capacidad exportadora y aprovechar las oportunidades que ofrece el T-MEC.

“De nueva cuenta manifestamos nuestra disposición de trabajar con su Gobierno en un marco de diálogo”, ofreció el priista.

 

Opera una planta de ocho en complejo termoeléctrico de CFE

En el evento se informó que la termoeléctrica “José López Portillo” data de 1982 y tiene una capacidad instalada de mil 320 MW y un consumo diario de 16 mil toneladas de carbón y una fuerza laboral de 64 empleados de confianza y 482 del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM).

En tanto la Central Termoeléctrica Carbón II, cuya operación data de 1993, tiene una capacidad instalada de mil 400 MW y un consumo de diario de carbón de 19 mil toneladas con una fuerza laboral de 73 empleados de confianza y 401 sindicalizados.

Juntas ambos centrales operan ocho unidades con una capacidad de despacho de 2 mil 720 MW, pero sólo opera una con despacho de 300 MW, se informó.

No obstante, se explicó que empresas privadas generadoras de energía han quitado operabilidad en las centrales de la CFE.

“Si esto no estuviera vigente estaríamos produciendo alrededor de 2 mil 700 MW (en la central” José López Portillo”), y todas estas empresas están alrededor de las instalaciones de la CFE dado que se conectan a nuestra infraestructura a través de las subestaciones que son de CFE”, le explicó un funcionario de la CFE a López Obrador.

Añadió que en el proceso de compra de carbón se evita la corrupción y el “coyotaje” dando la preferencia a pequeños productores y que se busca que la calidad de carbón sea la adecuada.

Se estableció que la CFE realizó un censo a 120 productores y que se seleccionaron 75 proveedores a quienes se les ha comprado 2 millones de toneladas a pequeños y mediados productores que son el 73 por ciento de los seleccionados.

El carbón es adquirido por la CFE a mil 034.31 pesos por tonelada.

Tras ajustes en la compra desde el 3 de septiembre pasado se sumaron 65 pequeños productores a los 75 seleccionados.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador cuestionó que cuántas plantas de las ocho que están en Coahuila están generando energía.

El director de la CFE, Manuel Bartlett le indicó que sólo una pero que está resolviendo el asunto para que operen las cuatro unidades que están instalada en la Central Termoeléctrica “José López Portillo” , que arrastran un problema de despacho de energía.

“Pero vamos a empezar ya con las cuatro de inmediato, que ese ha sido el problema arrastrado, el despacho, ese despacho ya está arreglado, finalmente para que pueda resolverse empezando con dos de esta central (” José López Portillo “) y dos de la otra (Carbón II), son 3 mil MW, Presidente que se han mantenido abajo por… “, respondió Bartlett.

“¿Cuántos de los 3 mil tienen?”, planteó López Obrador.

El funcionario de la CFE que llegó a cabo la presentación asistió a Bartlett.

“Cada una de las unidades es de unos 300 MW y únicamente está una en servicio señor Presidente de las cuatro que tenemos en esta central, de la otra ninguna opera”, afirmó.

El Presidente sonrió, contrariado.

Benito Jiménez y Rolando Chacón
Agencia Reforma


Los comentarios están cerrados.