MIRIAM SERRANO | NTRZACATECAS.COM
MIRIAM SERRANO | NTRZACATECAS.COM

RÍO GRANDE. Originario de Cañitas de Felipe Pescador, Carlos Villarreal Guajardo, maestro de profesión, logró poner en alto el nombre de Zacatecas, al participar en el concurso nacional Experiencias Educativas Innovadoras con Tecnología, a causa de la pandemia por el COVID-19, y obtener una mención honorífica.

El profesor está por cumplir 10 años de servicio docente, y justo inició su labor en su pueblo natal, Cañitas, donde dio clases sus primeros siete años.

Sus ganas de superarse le permitieron concursar por el cargo de Supervisión de Zona en 2017, con sede en Fresnillo, y tomó posesión en enero de 2018; tiempo después fue enviado a la Zona 119 de Corrales y Sombrerete, y en 2019 fue nombrado supervisor de la Zona 84, adscrito de la Dirección de Servicios Educativos 5, con cabecera en Río Grande.

El proyecto con el que participó fue sobre la grabación de audiocuentos a distancia, en el que se involucró a estudiantes de primaria, directivos, profesores, y padres de familia.

Sin embargo, este esfuerzo no se creó ante la contingencia, sino que nació a raíz de la necesidad de modificar los métodos de enseñanza, de innovación, de entender que a quienes se les brinda educación “son niños”, pero ante la pandemia se adaptó y se logró el objetivo que exigía el concurso.

Refirió que cuando estaba en Cañitas, surgió la idea de grabar leyendas e historias de la comunidad, en la que participaran los niños para un Día de Muertos, mismas que luego fueron editadas con efectos de sonido para difundir y fomentar la lectura.

A partir de la declaración de la contingencia se realizó una asesoría profunda para el personal docente, en el uso de las herramientas que la tecnología brinda y generar aprendizajes de manera digital.

Por lo anterior, gracias al apoyo de algunos directores, en coordinación con sus hijos y sobrinos, se replicó el proyecto, pero, ahora, ante la urgente necesidad de permanecer en contacto, aunque fuera a distancia.

Esto permitió generar un ambiente de colaboración y de tiempo de calidad entre padres e hijos, pues fueron quienes apoyaron a los menores para llevar a cabo las grabaciones.

Comentó que, una vez que obtuvo la participación de los pequeños se hizo trabajo de edición con sonidos en distintos fragmentos y le agregó efectos acordes a la historia contada.

Este trabajo se presentó ante el Consejo Técnico de Zona, y a los directores “les fascinó”, así que el proyecto entró a la fase dos, en la que cada escuela generaría esta práctica y recibiría los audios de los estudiantes para seleccionar los tres mejores por institución.

El profesor aclaró que el ejercicio no fue obligatorio, pues no todos los niños tienen la posibilidad de conectividad, y todo se hizo, además, con las medidas sanitarias, sin salir de casa, sin arriesgarse.

Así, se tuvo la participación de 80 alumnos de las siete escuelas que comprenden la zona escolar; de éstos se eligieron 27 trabajos y, al final, se editaron ocho relatos.

La tercera fase del proyecto fue reproducir los trabajos a través de las redes sociales como Facebook, en el perfil del profesor Carlos Villarreal Guajardo, y en Youtube, y se tuvo, además, el apoyo de algunos medios de comunicación electrónicos.

Pese a que era local, el esfuerzo trascendió y más escuelas mostraron interés en participar, “y la respuesta fue impresionante”, pues recordó que no sólo se sumaron escuelas cercanas a la zona, sino de otros municipios, y luego fueron varios estados de la República, incluso dos niños de Oklahoma, Estados Unidos.

Especificó que niños de Río Grande, Fresnillo, Loreto y Cañitas participaron junto con otros de Aguascalientes, Coahuila, Durango y de Quintana Roo, en la creación de audiocuentos.

El esfuerzo generó mayor entrega de 40 maestros, quienes también apoyaron en el proceso de edición de los audios.

En tanto que, al ingresar a la fase cuatro, tocó turno a los maestros de grabar audios, “te regalo mi voz para que puedas viajar”, justo por el confinamiento.

El maestro recordó que el proyecto fue partícipe en una cápsula de Canal 11, en la programación educativa Aprende en Casa.

Y entonces llegó la invitación de UNETE, para compartir experiencias educativas ante la pandemia por el COVID-19.

Finalmente, el maestro compartió que tiene en puerta otro proyecto que se llama “Prácticas de 10”, consistente en localizar a docentes de distintas partes de país que estén poniendo en práctica enseñanzas de interés para compartirlas y motivar a los demás docentes para mejorar su labor.


Nuestros lectores comentan

  1. Jaime Trinidad Correa

    Excelente iniciativa Carlos. Felicitaciones y continua con ese entusiasmo que te caracteriza.

  2. Alma Leticia calderon solis

    Excelente trabajo, felicitaciones por grandes logros en poco tiempo de servicio… un ejemplo a seguir.

  3. José Manuel Medellín

    Muchas felicidades y enhorabuena, haciendo de la docencia un trabajo profesional y que merece todo respeto

  4. Mi reconocimiento, este maestro también es asesor en la maestría del CAM y es un excelente catedrático. Ahora como supervisor hace cosas extraordinarias en sus escuelas, estos maestros deben estar en las normales, educando a futuros docentes

  5. Fue mi maestro en la maestría, todo un profesional, entregado a la educación y muy preparado a pesar de su corta edad. Sin duda se necesitan maestros como el profe Carlos, felicidades.

  6. Ramón García Esquivel

    Excelente trabajo, maestro Carlos. La disposición, trabajo y compromiso siguen estando presentes a pesar del confinamiento.