Felipe Andrade Haro
Felipe Andrade Haro

Crónicas del Olimpo (02─2020)

 

Ésta es una de tantas historias, de unos dioses gandallas que nada más se asoman para carcajearse de nuestras desgracias. Pinches gachos.

─Zeus: ¿Ya me trajeron noticias del mundo como lo ordené? ¡Movidos, bola de conservadores, hijos de la BAO!

─Hera: Ya vienen con las noticias, que no son nada halagüeñas para los pobres mortales.

─Hermes: Padre mío, traigo noticias. Resulta que en la tierra ha caído un virus muy gacho que trae a la gente de cabeza. Hay mucha gente muerta, hay muchos enfermos, la economía está paralizada, el desempleo va a la alza. ¡La crisis total!

─Zeus: ¿Y ya saben quién aventó ese virus a la tierra? Que revisen al méndigo del Apolo (dios de las plagas y enfermedades, así como de la curación), ya ven que en otra ocasión aventó un bicho que enfermó a mucha gente. Deténganlo e investíguenlo. Ah, pero nada de golpes, nosotros no somos unos bárbaros torturadores.

─Hera: ¿Le tienes miedo a la Comisión de los Derechos de las Deidades?

─Zeus: Nel, pero ya envié una propuesta para desaparecerla porque no sirve para nada. Igual que otras instituciones corruptas que nomás chupan la sangre a la gente. Por cierto, ¿ya metieron al bote al gandalla del Minotauro? Les dije que quedaban prohibidas las corridas de toros y ese méndigo ya debe de estar en chirona.

─Hermes: Así es padre. Lo metimos en su laberinto, su laberinto de la soledad.

─Zeus: No seas mamila, Hermes. Y vete por un six, que ando medio crudo.

─Hermes: Debo informarte que también el creador del laberinto, Dédalo, así como su hijo, Ícaro, fueron encerrados en el laberinto para no decir a nadie cómo salir. Pero resulta que Dédalo creó unas alas para él y su chamaco, y volaron para escapar de la prisión.

─Zeus: Y ¿ya lo agarraron?

─Hermes: Dédalo huyó, pero el hijo fue derribado por uno de tus drones padre.

─Zeus: De acuerdo. Dile a alguien que escriba una historia diferente, para no quemarme ante los demás dioses del Olimpo de represor. Contrata un periodista, les encanta el show con tal de ganarse una lana. Y que escriba en mi cuenta de Twitter la bestia del Chumel, que para eso le pago al lambiscón, que sigo siendo magnánimo y piadoso. Si se pone perro, córtalo de todas las estaciones de radio y TV, hasta que ladre de hambre.

─Hermes: ¿Algo más?

─Zeus: Por ahorita es todo. Y ya lárgate por el six.

Llegan Poseidón y Hefesto.

─Zeus: Cómo te va Poseidón ¿todo bien por allá abajo?

─Poseidón (dios de los mares): Pues ando arreglando unas broncas con el agua. Anduve en un rancho buscando iluminar a unos tipos de algo llamado JIAPAZ, para que manden agua a los mortales, pero son muy brutos. Y sus gobernantes ¡peor! Les regalan unos botes grandes para juntar agua, juar, juar, juar y ¿qué tienen? Puro aire. Creo que les voy a mandar una inundación para que no batallen con el agua.

─Zeus: Y tu Hefesto, ¿Qué nuevas?

─Hefesto: Ando muy enchuchado porque ahí en el rancho del que habla Poseidón, tienen un mural enorme del méndigo de Prometeo. ¡Él me robó el fuego para llevarlo a los mortales! ¡Festejan a un ladrón! Ese mural es la apología de un robo. Y le llaman arte, juar, juar, juar.

─Poseidón: A lo hecho, pecho, mi estimado Hefesto. Ya no te enmuines, que Prometeo tuvo su castigo. Pero a los que deberían de castigar son a los que hacen obras más pinches que viaje en el metro a las ocho de la mañana. Merecen el inframundo, Zeus.

─Zeus: Sí, ya me han dicho algo de por allá. Voy a mandar espías a que los chequen, por lo pronto échales unas lluvias para que calmen la sed. De sus corruptos gobernantes yo me encargo. La 4T va con todo.

¡LOS DIOSES DEL OLIMPO ESTÁN CON NOSOTROS, NO CON LOS CONSERVADORES!


Los comentarios están cerrados.