REFORMA
REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO. Sin discusión del proyecto, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó por unanimidad el incremento a las tarifas de transmisión que pagan las centrales renovables privadas que operan desde antes de la reforma energética.

En una sesión de apenas unos minutos y sin dar detalles del aumento, los 7 comisionados votaron por subir el cobro de la tarifa de porteo o estampilla, como se conoce al esquema.

El aumento será entre 5 y 9 veces respecto al valor actual, según fuentes cercanas, un cambio que puede hacer inviables algunos proyectos que están en marcha.

Rodolfo Rueda, consejero de la práctica internacional de Energía de Thompson & Knight, comentó que el cambio afectará a cerca del 16 por ciento de los consumidores industriales y comerciales que apostaron por las energías renovables.

Héctor Martínez, director de NEXT Energy, explicó que en su momento, la tarifa de porteo para renovables fue fundamental para que estos proyectos fueran rentables.

Puntualizó que estos proyectos nada tienen que ver con las centrales de las tres subastas eléctricas, cuyas condiciones de pago son distintas.

Para Pablo Zárate, especialista de FTI Consulting, el efecto podría llegar hasta el sector financiero.

«Si quiebra proyectos, o los saca de operación de inmediato, va a quedar muy claro que no es más que un plan de la CFE para ganar clientes a la mala, quebrando a su competencia con regulación.

«Las afectaciones ahí no solo son sobre los operadores sino sobre la banca, comercial y de desarrollo, que no va a obtener los pagos del servicio de la deuda», explicó.

En un comunicado la CRE justificó que se busca dar condiciones de igualdad a los participantes en el mercado eléctrico y además, el cambio beneficiará a los usuarios de suministro básico con menores tarifas.

Por: Diana Gante y Marlen Hernández


Los comentarios están cerrados.