SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM
SAÚL ORTEGA / NTRZACATECAS.COM

Antonio Guzmán Fernández, rector de la UAZ, confirmó que la Universidad retiró a médicos y enfermeros internos y pasantes de los hospitales de la Secretaría de Salud de Zacatecas (SSZ) y de los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Informó que, en total, fueron 310 médicos y 600 enfermeros los que fueron separados de los centros de salud de la entidad, además de otros 150 galenos que están en distintas ciudades del país, como Saltillo, Monterrey y Oaxaca.

El rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) precisó que esta medida responde a la recomendación de la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina AC (AMFEM), misma que han seguido otras casas de estudio con sus alumnos.

Este martes, la rectoría inició las notificaciones correspondientes a cada una de las instituciones de salud, para el repliegue, reagrupar, adiestrar y reorganizar a los jóvenes, con el objetivo de que estén mejor preparados durante la emergencia sanitaria.

“Estos estudiantes serán regresados a Zacatecas en los próximos días y se sumarán a las capacitaciones que se otorgarán para que, en caso de prolongarse la contingencia, estén listos para apoyar”, explicó Guzmán Fernández.

Agregó que no sólo en este rubro apoya la máxima casa de estudios del estado, sino también con un servicio de atención en salud mental, abierto a la población y que otorga la Unidad Académica de Psicología (UAP), de manera gratuita, en el número de WhatsApp 492 303 8755.

Hasta el momento, precisó el rector de la UAZ, esta institución no tiene registrados casos de coronavirus Covid-19 en su comunidad.

 

Detectan riesgos para estudiantes

Por otra parte, la Unidad Académica de Medicina Humana reconoció que se han presentado “situaciones en las que los médicos internos realizan actividades en áreas de riesgo, sin la capacitación y protección adecuadas”.

Mediante un comunicado, la institución explicó que los médicos internos, al no concluir aún su formación y dado que en este momento el personal de salud tiene como función prioritaria la atención de la emergencia nacional, “se considera que no existen las condiciones óptimas en ninguno de los niveles de atención del sector salud”.

Por ello y para proteger a los estudiantes, la Unidad Académica decidió retirar a los médicos internos de pregrado desde este lunes y hasta el 30 de abril, periodo durante el cual los capacitará de acuerdo con los lineamientos federales para atender la pandemia.

“Esta pausa en el proceso formativo en los hospitales será beneficiosa para todos, porque permitirá que el personal más experto se dedique exclusivamente a las tareas asistenciales, organizar los servicios, instalar los protocolos de atención masiva, optimizar los recursos de protección disponibles y así otorgar los mayores beneficios a los pacientes”.

En el caso de los médicos pasantes en servicio social, se especificó que deberán retirarse de las áreas de tamizaje, urgencias, críticas y/o especializadas para la atención de potenciales infectados; los de hospitales comunitarios o en sedes donde se realizan guardias, éstas deberán ser mínimas.

El personal en formación que esté dentro de los grupos vulnerables a la enfermedad “deberá ser retirado previa autorización por el departamento de enseñanza de su sede”, y se establecerán mecanismos para que cubran su formación a distancia, con revisión de contenidos académicos.

Aquellos que presenten síntomas de infección respiratoria tendrán que evitar todo contacto con las zonas de riesgo y se retirarán del centro médico hasta que se resuelva su condición; en caso de tener signos o síntomas del coronavirus, deberán reportarlo al responsable para su atención inmediata.

“Por ninguna circunstancia”, advirtió la unidad de la UAZ, los médicos en servicio social se expondrán a tomar muestras de pacientes sospechosos de tener Covid-19.

También deberán de contar con medidas y equipo personal que aseguren prevenir contagios, de acuerdo con la fase y nivel de atención, además de capacitación formal para la autoprotección, así como protocolos de procedimientos claros en caso de la detección de posibles casos.

Se recomendó evitar salir de los hospitales portando bata o uniforme quirúrgico usado en la jornada laboral, y se recalcó que es responsabilidad del personal acatar todas las indicaciones de los centros médicos, así como las generales de protección.


Los comentarios están cerrados.