Reforma
Reforma

CIUDAD DE MÉXICO. La operadora mexicana de restaurantes Alsea anunció que reducirá su capital de inversión planeado para este año, que alcanzaría los 5 mil millones de pesos, a no más de 2 mil millones de pesos.

Esto como medida para enfrentar la crisis financiera que se está generando a partir de la extensión de la pandemia de covid-19 a nivel global.

«Se pospondrán todas las nuevas aperturas que sean posibles. Cualquier proyecto que no sea esencial para continuar con las operaciones, incluidos todos los proyectos importantes de remodelación y mantenimiento, así como los proyectos de tecnología que requieren gasto de capital y gasto operativo y que no son indispensables, también serán cancelados o pospuestos», reveló la compañía en información enviada a las bolsas de valores.

Agregó que reducirá de inmediato sus gastos generales, por lo que recortó un número importante de puestos en su corporativo.

«También hemos establecido un programa para colaboradores dispuestos a tomarse una ausencia de 30 días sin goce de sueldo», manifestó.

Alsea señaló que ajustará a su personal en todas sus marcas, que van desde Starbucks, Chili’s, Italianni’s, Domino’s, Vips y El Portón, para reducir las horas de trabajo y tener una plantilla en línea con la demanda.

«Estamos negociando con los sindicatos relevantes, buscando apoyo», especificó.

Asimismo, aseguró que todos los contratos de terceros no esenciales serán detenidos, mientras que la mercadotecnia y la publicidad se reducirán drásticamente.

Para minimizar el impacto de la devaluación de las monedas en las que recibe ingresos en los costos, particularmente en México donde aproximadamente el 25 por ciento del costo está dolarizado, Alsea promoverá productos de origen local y reducirá los productos o platillos disponibles, optimizando la gestión de inventario de acuerdo a las ventas esperadas.

En tanto, para maximizar las ventas de las unidades de negocios que permanecen abiertas seguirá impulsando formatos de entrega a domicilio, entrega para llevar y entrega a bordo del automóvil, al igual que a través de plataformas como Rappi y Uber Eats.

Alsea hizo hincapié en que aprovechará la fortaleza de Domino’s Pizza en la entrega, por lo que tratará de mantener todas las sucursales abiertas en México y Colombia.

Alsea cerró temporalmente establecimientos en España, Portugal, Francia y Benelux; mientras que operan al 92 por ciento en Argentina, 52 por ciento en Chile y 95 por ciento en Colombia.

Asimismo, buscará renegociar las rentas en sus mercados clave y exenciones para los meses sin operaciones.

Por: Arely Sánchez


Los comentarios están cerrados.